Ya ha pasado un mes de este nuevo año… un mes intenso y repleto de nuevas vivencias que no nos hacen olvidarnos de un 2017 diferente y lleno de cambios.

Cada año, cada mes, cada día, nos enseña algo nuevo e intentamos (la mayoría de los seres humanos) ser mejores en todos los aspectos de nuestra vidas.

El 2017 nos dejó un listón muy alto en consecución de objetivos. Fue el año nombrado como el año del feminismo, y sinceramente, esperamos que sea el primero de una nueva era, no el nombramiento de un año sin más.

Cada día aprendemos cosas nuevas, cada día aprendemos cómo mejorar como mujeres. Con el tiempo, hemos aprendido que ciertas cosas no son ” normales” como nos han hecho creer. No, no es normal que te pregunten en cada conversación con gente nueva si quieres ser madre y que te miren con cara de pez globo cuando tu respuesta es negativa o, por el contrario, ser juzgada por querer serlo y “renunciar” así a tu carrera profesional, ¿de verdad harían esa pregunta a un hombre y le juzgarían por ello?

NO, no es normal cualquier pensamiento que juzgue a una mujer, por el mero hecho de ser mujer y elegir entre todas las posibilidades que tiene la vida para todos.

En cualquier caso, lo que nos mueve y nos ha movido siempre a nosotras es el respeto. Respeto ante todas las opciones de cualquier tipo que todo ser humano quiera o pueda tomar. Ese respeto es el que debe movernos a todos, empezando, sin ninguna duda, por el respeto a nosotros mismos y a las personas que tenemos a nuestro alrededor (las hayamos elegido por nosotros mismos, o no).

En estos últimos meses, han sido escalofriantes las noticias que hemos leído y escuchado. Parece absolutamente increíble que en 2017 más de 44 mujeres hayan muerto en manos de sus parejas, ¿os imagináis? esa persona que debe ser tu apoyo, tu pilar, tu mejor amigo, esa persona a la que te entregas, es la que decide acabar con tu vida. Más increíble aun es que sólo 9 de todas esas victimas habían denunciado a su agresor. Cuanto miedo debieron sentir todas ellas…

Se debe educar a los niños desde pequeños. Sí, he dicho niños, consciente de lo que he puesto, nada de niños y niñas. A nosotras ya se han encargado siempre de meternos miedo y siempre hemos tenido que tener cuidado con lo que nos poníamos, con el camino para volver a casa, de no pasar por parques oscuros, de no ir solas por la noche… ¿De verdad a nadie se le ha ocurrido inculcarles respeto a los niños? Quizá deberían ser ellos los que tienen que aprender que no puedes forzar a una mujer a hacer algo que no quiera, deben aprender desde pequeños que una mujer no se viste de una manera u otra para gustarles o no a ellos, que una mujer debería poder andar y volver a su casa a la hora que le apeteciera del día o de la noche.

Hemos encontrado este vídeo que nos ha encantado y os recomendamos a todos y a todas difundirlo entre todos los niños, adolescentes y veinteañeros (aunque cuanto más pequeños mejor) para enseñarles que NO es NO, y no hay otra lectura posible: ver vídeo.

Por todo esto, e intentando seguir poniendo nuestro granito de arena, nos hemos unido al movimiento #metoo.

Este hastag tiene el origen en una historia de 2006. Una niña de 13 años contó una agresión sexual a Tarana Burke, ella no pudo responderla de otra manera que con un ” me too”. La actriz Alissa Milano (Embrujadas), animó en 2017 a utilizar esa frase (en forma de hastag) a todas aquellas mujeres que de una forma u otra hubieran sufrido una agresión sexual, para que pudiera verse la cantidad de mujeres que viven este tipo de situaciones a diario.

Nuestra aportación ha sido a través de la iniciativa de Marta Lozano, que lidera esta campaña en contra de la violencia de género mediante las camisetas que llevamos puestas. El 100% de los beneficios de esta campaña serán destinados a la fundación Ana Bella. Si quieres unirte a la campaña, puedes hacerte con tu camiseta a través del siguiente enlace (aquí).

Desde aquí, os animamos a seguir luchando y a estar cada día un poco más unidas a todas las mujeres que formen parte de vuestra vida (en cualquier grado de cercanía).

Feliz semana y feliz vida libre!!!

Please follow and like us: