Never alone

O la suerte de tenerte.

Raquel y Mónica Cañas, esas somos nosotras.

En este blog vais a poder encontrar a dos personas  muy unidas pero completamente diferentes…Raquel lleva una vida muy familiar, volcada en sus dos hijas y Mónica trabaja en la empresa privada y lleva una vida mas alocada y de salidas. Con lo que cada una ofrecerá su punto de vista. Ambas conocemos a mucha gente muy diferente pero con algo en común…la tolerancia…es lo que vais a ver y lo que queremos ver nosotras en vosotras…somos diferentes! Hagamos que eso enriquezca nuestra relación!! Soñamos con un mundo en el que las mujeres nos tratemos sin prejuicios ni críticas desagradables, en el que de un primer vistazo no consideremos a otra mujer como una amenaza, sino como una compañera que se quedará mas o menos en nuestra vida pero de la que seguro aprenderemos algo. Un mundo en el que todas las mujeres somos guapas e inteligentes porque nosotras lo valemos!! Fuera estereotipos y cánones.

Si tu también piensas así, bienvenida, y ya lo sabes, nunca estarás sola….NEVER ALONE

Raquel

Desde los ojos de Mónica

Raquel es de esas personas que te gusta tener cerca. Siempre ha tenido una magia especial, una estrella que hace que su compañía siempre sea apetecible.
Fue mi primera amiga, la persona con la que siempre he compartido todo, los buenos y los no tan buenos momentos… pero siempre, siempre ella ha estado a mi lado.
Raquel es el tipo de persona que sabe cuando alarmarse con tus problemas y escucharte para dar la importancia que tu le estas dando a los mismos, aunque sea consciente de que no la tienen. O por el contrario las alegrías, ella sabe alegrarse de corazón de todo lo bueno que le pase a los demás.
Jamás en mi vida la he escuchado desearle el mal a nadie, jamás. Nunca siente envidia por los demás y sabe cómo sacarle partido a todo el que se le acerca y a todas las situaciones de la vida.
En momentos tristes, es capaz de arrancarte la más profunda de tus carcajadas, llegando incluso (literalmente) a levantarte por los aires dando vueltas mientras baila contigo, ella es así, un soplo de aire fresco que es capaz de enfrentarse a todos y a todo por los que quiere. La he visto con la mayor seguridad del mundo enfrentándose a situaciones para defenderme, una seguridad que yo sabía que no existía, que le temblaban las piernas pero por mí ha sido capaz de hablar alto y claro cuando ha creído necesario.
El marido de Raquel se llama Alex, y lo suyo fue un flechazo de los de película. Se conocieron cuando Raquel estaba haciendo las prácticas de magisterio y tuvo claro desde que le conoció que lo quería con ella y que quería que fuera el inicio de su familia. Aunque no fueron tiempos fáciles esos inicios, ella siempre lucho por él, por su relación y por su proyecto y a día de hoy tienen dos hijas preciosas. La mayor se llama Mónica, como yo y además es mi ahijada. Siempre dijimos que llamaríamos a nuestras hijas con el nombre de la otra. En este caso no estoy segura de poder cumplir mi parte… pero lo que si cumpliré siempre es la promesa de cuidarlas como si fueran mis propias hijas.

Conocerla es un lujo, pero que forme parte de tu vida es una verdadera suerte.

Mónica

Desde los ojos de Raquel

Es difícil contaros en unas líneas quién es Mónica…

Corría en año 1987 cuando ella nació y según cuentan no lo llevé muy bien. Parece ser que el monstruo de los celos se apoderó de mi y dejé de comer a modo de protesta, pero yo eso no lo recuerdo (tenía dos años y medio) y desde que mi mente alcanza a recordar, Mónica ha estado a mi lado como mi brazo o mi pierna, parte de mi.
Ella siempre fue valiente, mucho mas que yo y de hecho, de niñas ejercía de “hermana mayor” defendiéndome de insultos y agresiones( ¡qué crueles pueden llegar a ser los niños!). Ella no dudaba en usar esas botitas ortopédicas que tuvo que llevar durante un tiempo para asestar buenas patadas a todo aquel que osara meterse con su hermana.
En el colegio, ella era mas de baloncesto ( que por cierto era buenísima) y yo era mas de ballet clásico. Por suerte para mi, me limitaba a verla en sus entrenamientos hasta que mis padres nos recogían y por desgracia para ella, a danza íbamos juntas a pesar de que a ella no le gustaba nada. Siempre fue una niña muy guapa, recuerdo que en el cole se enamoraban de ella los niños y le hacían regalos como flores de papel, muñequitos y esas cosas que para los críos son tesoros. Crecimos compartiendo habitación y con ella confidencias. De adolescentes, en ocasiones salíamos juntas y llegamos incluso a compartir un grupo de amigos y de nuevo mas vivencias juntas además de las vividas en el ámbito familiar. En todo ese tiempo (nuestra vida) ella ha estado a mi lado incondicionalmente, si hay una virtud que cabe destacar de Mónica esa es su lealtad, es muy leal, pero no a mi sola, a los suyos, al resto de la familia, a sus preciadas amigas (algunas las conserva incluso desde el colegio). Curso que realiza, gente nueva que incorpora a su agenda, y los conserva, a todos. Le encanta salir, pasar tiempo con toda su gente, realmente tiene una agenda súper apretada que ella organiza para no dejar a nadie fuera.
Mónica está casada con Jorge, el hombre que ama desde los 18 años y juntos comparten hogar con Rigo, un perrete negro muy travieso e inquieto al que le gustan y mucho los zapatos y bolsos de Mónica , ya que les hinca el diente a todos…
Mi hermana no tiene hijos y no entra en sus planes tenerlos, sin embargo es una excelente tía de esas que se tira por el suelo a jugar con sus sobrinos y los hace reír hasta que se hacen pis encima.
Mónica trabaja en el mundo de la empresa,  y esa frase de “que mona va esta chica siempre” le acompaña desde que comenzó su vida laboral hace ya 7 años cuando terminó la carrera de Publicidad. Es una luchadora nata, por lo que no solo su estilazo es llamativo en ella, su forma de trabajar es humana, incansable y muy eficiente. Siempre sigue formándose, tiene un curriculum impresionante para ser tan joven. Le encanta aprender y poner en práctica lo aprendido.
Ella siempre ha sido y es mi amiga, la mejor, con ella lo comparto todo (menos el marido, jaja).
Qué mas puedo decir…ya la iréis conociendo…aviso: ella engancha.
Desde pequeñas soñamos con realizar un proyecto juntas, y por fin ha tomado forma. Este es nuestro proyecto, nuestro sueño, y queremos compartirlo con todas vosotras…

Mónica

Desde los ojos de Raquel

Es difícil contaros en unas líneas quién es Mónica…

Corría en año 1987 cuando ella nació y según cuentan no lo llevé muy bien. Parece ser que el monstruo de los celos se apoderó de mi y dejé de comer a modo de protesta, pero yo eso no lo recuerdo (tenía dos años y medio) y desde que mi mente alcanza a recordar, Mónica ha estado a mi lado como mi brazo o mi pierna, parte de mi.
Ella siempre fue valiente, mucho mas que yo y de hecho, de niñas ejercía de “hermana mayor” defendiéndome de insultos y agresiones( ¡qué crueles pueden llegar a ser los niños!). Ella no dudaba en usar esas botitas ortopédicas que tuvo que llevar durante un tiempo para asestar buenas patadas a todo aquel que osara meterse con su hermana.
En el colegio, ella era mas de baloncesto ( que por cierto era buenísima) y yo era mas de ballet clásico. Por suerte para mi, me limitaba a verla en sus entrenamientos hasta que mis padres nos recogían y por desgracia para ella, a danza íbamos juntas a pesar de que a ella no le gustaba nada. Siempre fue una niña muy guapa, recuerdo que en el cole se enamoraban de ella los niños y le hacían regalos como flores de papel, muñequitos y esas cosas que para los críos son tesoros. Crecimos compartiendo habitación y con ella confidencias. De adolescentes, en ocasiones salíamos juntas y llegamos incluso a compartir un grupo de amigos y de nuevo mas vivencias juntas además de las vividas en el ámbito familiar. En todo ese tiempo (nuestra vida) ella ha estado a mi lado incondicionalmente, si hay una virtud que cabe destacar de Mónica esa es su lealtad, es muy leal, pero no a mi sola, a los suyos, al resto de la familia, a sus preciadas amigas (algunas las conserva incluso desde el colegio). Curso que realiza, gente nueva que incorpora a su agenda, y los conserva, a todos. Le encanta salir, pasar tiempo con toda su gente, realmente tiene una agenda súper apretada que ella organiza para no dejar a nadie fuera.
Mónica está casada con Jorge, el hombre que ama desde los 18 años y juntos comparten hogar con Rigo, un perrete negro muy travieso e inquieto al que le gustan y mucho los zapatos y bolsos de Mónica , ya que les hinca el diente a todos…
Mi hermana no tiene hijos y no entra en sus planes tenerlos, sin embargo es una excelente tía de esas que se tira por el suelo a jugar con sus sobrinos y los hace reír hasta que se hacen pis encima.
Mónica trabaja en el mundo de la empresa,  y esa frase de “que mona va esta chica siempre” le acompaña desde que comenzó su vida laboral hace ya 7 años cuando terminó la carrera de Publicidad. Es una luchadora nata, por lo que no solo su estilazo es llamativo en ella, su forma de trabajar es humana, incansable y muy eficiente. Siempre sigue formándose, tiene un curriculum impresionante para ser tan joven. Le encanta aprender y poner en práctica lo aprendido.
Ella siempre ha sido y es mi amiga, la mejor, con ella lo comparto todo (menos el marido, jaja).
Qué mas puedo decir…ya la iréis conociendo…aviso: ella engancha.
Desde pequeñas soñamos con realizar un proyecto juntas, y por fin ha tomado forma. Este es nuestro proyecto, nuestro sueño, y queremos compartirlo con todas vosotras…

CONTACTO

QUEREMOS SABER DE TI

Puedes ponerte en contacto con nosotras a través del email

hola@blogneveralone.com